Carta a un extraterrestre

Querido amigo extraterrestre,

Perdona por no escribirte antes. Lo cierto es que estaba muy ocupado buscando un poco de coherencia en esta sociedad. Tras mucho esfuerzo, el cansancio me ha vencido y he desistido. Espero que todo vaya bien por ahí fuera, aquí nos hemos dado unas semanas de descanso para coger fuerzas y seguir haciendo las cosas mal. Te escribo para ponerte al día de tus familiares terrestres:

Tu hermano mayor, Pietro Sánches, lleva unas semanas un poco nervioso. Creo que se está avergonzando de algunas cosas que ha hecho porque se está poniendo más rojo de lo habitual. Ya veremos cómo termina.

Tu hermano mediano, Pabol Iglesia, está muy contento porque le ha crecido un pequeño chalé con piscina en medio del salón de su piso obrero. Ahora se lleva mejor con su hermano Pietro. De hecho, ha dejado su escuela pública para ir a la misma escuela privada que él. Creo que se llama ‘Escuela de parvularios La Mondoa’ o algo así. Me han dicho que es un colegio tan caro como malo, pero que incluye la comida y el transporte (con suerte, avión privado). En el tiempo del patio siempre juegan juntos al pilla-pilla, aunque a veces se enfadan porque uno no termina de pillar lo que dice el otro.

Tu hermano menor, Pavo Cascado, últimamente se enfada con todo el mundo. Hace un par de meses se enfadó con Pietro porque éste le dijo que ya no jugaría más con él. También se ha enfadado con Pabol porque dice que nunca le invitará a ver su casa. Parece que Cascado ahora está más centrado en chivarse al profesor, el señor Pueblo Español, de las trampas que hacen Pietro y Pabol que en hacer sus propios deberes. Como siga así suspenderá y repetirá curso, otra vez.

Tu primo segundo, Sanpiago Atascal, también está súper enfadado. Aunque a él no le preocupa enfadarse porque cree que si se enfada mucho conseguirá volverse tan verde como Hulk y eso le gusta. La directora de la escuela dice que es el matón del recreo y que sólo le gusta jugar con Cascado. Eso sí, siempre al juego que Atascal diga.

Tus sobrinos, Aluert Ritera e Ireme Agripadas, están en plena pubertad. Ya no se llevan tan bien como antes. Hace unos meses, cuando dieron las notas en el cole, Aluert se puso tan triste que le dijo a Ireme que dejaría la escuela. Creo que la ha dejado para ponerse a trabajar. Habrá pensado que, tras tantos años viviendo de la escuela, ya era hora. Además, se ha ido a vivir con su novia. Dice que a ella también le gusta dar el cante y que, por eso, le entiende mejor que nadie. Ahora Ireme vive sola en la casa Arcoiris. ¿Te acuerdas de esta casa? Es la que compró con Aluert hace muchos años pero que no sabían de qué color pintar.

Tus primos mellizos, Opiol Jumperas y Carl Puidemon, se han distanciado estos meses. Opiol está enfadado porque no le dejan salir de casa, aunque no sé dónde quiere ir si Pietro no deja salir a nadie. A Carl, la rabieta de Pietro, le ha pillado de erasmus. La última vez que hablé con él me dijo que estaba muy contento porque en uno de sus viajes conoció a un rapero (creo que me dijo que estaba enfadado con el coronavirus o algo así) y juntos se entretenían cantando poemas a sus amores platónicos. Tú no te preocupes por ellos, ya sabes que siempre han sido los más independientes.

Respecto a las clases, siento decirte que todos han suspendido. La asignatura que peor llevan es la de ética y profesionalidad. Además, el profesor me comentó que el otro día Pabol le dijo a Atascal que estaba un poco verde y éste le puso morado. Parece que están orgullosos del color de sus heridas. No lo entiendo. También me dijo que Pietro se suele sentar al final de la clase y, cuando Cascado habla, se dedica a tirarle sobres de papel. Éste se pone súper contento hasta que los abre y ve que están vacíos. En fin, supongo que son cosas de niños.

Sin más, espero verte pronto por aquí.

Atentamente,

Un buen amigo terrestre.

2 comentarios sobre “Carta a un extraterrestre

  1. Buenas noches Me ha encantado. Apuntar que, en esa clase, los únicos que buscan un aprobado general por el bien de todos son al que le ha crecido un chalet que tendrá que pagar hasta la última pieza de lego y el delegado, que sí, que lanza aviones de papel. Como todos los delegados anteriores y sin sobres llenos. Y, como decía M.J. Rajao “Muchas tardes y buenas gracias”.

    Me gusta

    1. Hola, Violeta!
      Muchas gracias por tu comentario. Simplemente apuntar que, en principio, todos buscan un aprobado. No obstante, los aprobados siempre son precedidos de trabajo duro y constancia. Ya veremos las notas tras esta crisis sanitaria.
      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s